¿Que producto buscas?

Noticias

Iluminación: Todo lo que debes conocer sobre este concepto y los tipos de iluminación que existen.

La iluminación, llámese arte, disciplina o acción, se refiere al efecto de iluminar algo: un objeto, una habitación o un ambiente en general, a través de la presencia de la luz, misma que puede ser natural o artificial, implementada por los humanos o por la misma naturaleza, por algún motivo u objetivo específico o simplemente por el curso rotatorio de nuestro planeta. 

En Zeraus, somos profesionales en iluminación y por supuesto, amantes de la misma, por eso, sabemos que es muy importante conocerla en todas sus versiones, tipos, formas y variedades. Aquí te contamos lo que debes saber sobre ella. 

 

  • Iluminación natural

Se refiere a cualquier tipo de iluminación generada a partir de elementos naturales propios de nuestro planeta o del espacio exterior, por ejemplo, la iluminación generada a partir del fuego, el sol, la luna e incluso las estrellas y objetos como cometas o asteroides capaces de irradiar luz propia con la que seamos capaces de verlos en medio de la oscuridad.

 

  • Iluminación artificial

Es toda la iluminación generada a partir de las diversas invenciones del ser humano, a través de técnicas y conjuntos de dispositivos y sistemas que se instalan (en su mayoría con ayuda de la electricidad), para producir los efectos de la iluminación.

 

  • Iluminación directa

Este tipo de iluminación se genera cuando la luz se dirige directamente a cierto punto focal, ocasionando que ese punto en específico, obtenga la mayor parte de la iluminación. Por ejemplo, una linterna encendida en medio de la noche, puede considerarse como luz directa cuando apuntamos a puntos específicos que deseamos iluminar, también una lámpara de lectura sobre nuestra mesa o escritorio que apunta directamente a nuestro libro o libreta para brindarnos mejor visión de esa zona en especial o incluso un rayo de sol por la ventana que nos pega directamente en la cara. 

 

  • Iluminación indirecta o neutral

La iluminación indirecta o neutral, es toda aquella que usamos en nuestro día a día para poder obtener visibilidad y que no se enfoca específicamente en un punto, sino en una visión general del ambiente. Por ejemplo, los focos de nuestro hogar que encendemos por las noches o el mismo día como tal, aunque los rayos de sol no entren directamente por nuestra ventana, sabemos que es de día por la iluminación natural y neutral que se genera.

 

  • Iluminación interior

Este tipo de iluminación se genera en los espacios cerrados, rodeados de paredes y un techo: ya sea un hogar, un centro de trabajo, un consultorio, una oficina, una tienda, etc. Dentro de la iluminación interior se pueden emplear diversas técnicas para incorporar los ambientes deseados que respondan a las necesidades personales de los usuarios, por ejemplo, luz cálida e intensa en espacios que requieran de un estilo más enérgico como gimnasios o luz fría en oficinas para una mayor concentración, luz tenue con regulador en la habitación para un mayor descanso, luces de colores con movimientos para los centros nocturnos o salones de eventos, etc.

 

  • Iluminación exterior

La iluminación exterior es toda aquella que se implementa o se genera en espacios abiertos al aire libre, como jardines, patios, calles, terrazas, etc. Por lo regular, se trata de iluminación más intensa y de mayor escala.  Por ejemplo, el foco que ilumina la sala de nuestra casa, no podría iluminar el jardín de la misma manera por diversos motivos: en el exterior los espacios son más grandes, hay menos paredes y techos con los que la luz pueda chocar para iluminar y además, los sistemas luminarios deben ser resistentes a la lluvia, el sol, el aire, polvo, etc. Es por eso que los artefactos de iluminación exterior, suelen ser más grandes y costosos. 

 

  • Iluminación decorativa

La iluminación decorativa, se refiere a todos los sistemas de iluminación que dejan un poco de lado la funcionalidad, para abrir paso al atractivo visual; aunque muchas veces sí ayudan a brindar mejor visibilidad a los espacios, el objetivo principal, es usar la luz como una herramienta de decoración. Por ejemplo, la iluminación arquitectónica, la estela de luz de la Ciudad de México, incluso las luces navideñas y las luces acuáticas que se usan en fuentes, cascadas o incluso en la alberca de nuestro hogar.

 

  • Iluminación funcional

La iluminación funcional puede ser directa, indirecta o neutral, con el fin de lograr un objetivo en específico. Por ejemplo, los sistemas luminarios de los hospitales y sobre todo del área de quirófanos, deben cumplir ciertos lineamientos que en conjunto, generarán una mejor experiencia visual para los médicos y las enfermeras, ayudándoles a optimizar su trabajo. También la luz que usa tu dentista al revisarte, es especialmente para obtener una mejor visibilidad de tu boca, así como la iluminación de las fábricas industriales que ayuda a los ingenieros a desempeñar de mejor manera su trabajo y que probablemente, sin esa luz especial, los resultados no serían los mismos.